GDL: 33 3620 1214, CDMX: 55 5639 0210, MTY: 81 8380 1234 y QRO: 44 2241 4858 Ext. 614 ventas@abatec.com.mx
¡Oferta!

Contenedor 2L para desechos peligrosos color rojo (paquete de 10 piezas)

$726.60 $560.00 + IVA

logo citotest

Descripción

Características

Contenedor 2L para desechos peligrosos color rojo marca Citotest paquete de 10 piezas.

Contenedor de plástico rígido desechable fabricado en polipropileno, con tapa. Y etiquetado para su fácil reconocimiento. Diseñado para manipular y desechar material punzante biopeligroso debe desecharse y empaquetarse, por ejemplo. agujas médicas, cilindros de jeringas (con o sin agujas), pipetas Pasteur y cristalería contaminada con agentes infecciosos.

  • Color rojo
  • Fabricado en PP
  • Forma rectangular con tapa transparente
  • Largo 200 x Ancho 160 x Alto 120 mm

Uso del contenedor de desechos peligrosos 2L

Un contenedor de residuos es un recipiente de carga para el depósito y transporte de los mismos. Dependiendo del ámbito donde se vaya a usar y los residuos que vaya a cargar, puede estar fabricado en metal o plástico. Comúnmente son compactos, que posibilitan la separación de residuos y mejora la higiene en los laboratorios. Entre sus características que destacan son su capacidad de carga, resistencia y adaptabilidad.

Los residuos peligrosos generados por las industrias deben envasarse de acuerdo a su estado físico, su peligrosidad e incompatibilidades. Adicionalmente los contenedores de plástico destinados para el uso de residuos peligrosos, deben reunir ciertas características de seguridad que garanticen el cierre hermético para evitar fugas, derrames y exposición del personal encargado de la realización de residuos y directamente de los generadores de los mismos.

Los residuos peligrosos exigen un tratamiento específico, por lo que si eres una empresa que produce residuos peligrosos es importante saber cómo almacenarlos adecuadamente hasta que los responsables de la gestión de residuos peligrosos se hagan cargo de ellos.

  • Lo primero que hay que hacer es identificar qué residuos son peligrosos y mantenerlos separados del resto para evitar problemas.
  • Tienen que estar ubicados en unos contenedores especiales, correctamente señalizados y recogiendo las principales características de cada residuo.
  • Esos contenedores deben estar preparados para evitar incompatibilidades con los residuos y que no den lugar a mezclas peligrosas, que sean resistentes para su manipulación, con cierres sólidos y resistentes y adaptando su volumen a la cantidad y frecuencia de generación de esos residuos peligrosos y atendiendo a los criterios de almacenamiento de dichos residuos.

Los criterios que se deben considerar para almacenar desechos peligrosos son:

  • Tiempo de almacenaje
  • Medidas de seguridad
  • Agentes externos
  • Ubicación del almacenamiento
  • Área accesible solo para personas autorizadas